Cine Blackmovie

La región salvaje de Amat Escalante, por LVS

cine region salvaje521


| CINE | COLOMBIA | GINEBRA |

El machismo: un monstruo con fálicos tentáculos

A propósito de «La región salvaje» de Amat Escalante

— Festival Black Movie, Ginebra 22.01.2017, Luis Vélez Serrano


Amat Escalante, director mexicano conocido, dirigió sobre todo dramas criminales: La región salvaje (2016), Heli (2013), Rovolución (2010), Los bastardos (2008), y Sangre (2005). Heli se presentó en Suiza tanto en San Gallen, Zúrich y Ginebra y fue objeto de dos reseñas en PuntoLatino, de Rocío Robinson y de Luis Vélez Serrano. En el Festival de Venecia, Escalante recibió el premio a mejor director con este su cuarto filme. En 2013 con «Heli» fue distinguido en Cannes. 


En 2016, Escalante estrena «La región salvaje» y en este su último trabajo introduce el elemento fantástico a diferencia de sus anteriores cintas. En más de una conferencia de prensa, en Europa, Escalante dijo que la realidad en su México natal sobrepasa la ficción y que por esta razón, echó mano de este recurso. Quizá tenga razón porque la violencia machista es un monstruo y por qué no darle la categoría de personaje no solo verbal.


El monstruo en el filme, es una especie de pulpo con varios tentáculos que de gruesos terminan en menos gruesos en forma de falos. Tiene un cabeza grande con mirada fría e inexpresiva. Se pueden hacer muchas lecturas de este personaje no antropomorfo, como el propio Escalante nos dijo, pero yo lo percibo como un símbolo del machismo. El monstruo en mi lectura no sólo representa el machismo y su violencia, sino que sirve para introducir el misterio y el terror en la película.


El monstruo llega en un meteorito y se refugia en una cabaña. El objetivo del extraterrestre es dar placer, y hace sus víctimas a mujeres, hombres e incluso niños. El da placer, pero termina matando lentamente, poco a poco, entre placer y dolor, y sin violencia aparente.

Dos hombres aparentemente normales y corrientes, mantienen una relación homosexual. Uno de ellos es infiel a su esposa con el hermano de ésta, es decir con su propio cuñado. El drama se produce cuando uno de ellos aparece muerto y todas las sospechas recaen en su amante. Un hombre es testigo de que hubo una discusión entre ambos detrás del hospital en el que trabaja uno de ellos. Cuando abren el teléfono de la víctima encuentran el cruce de mensajes comprometedores y que revelan un conflicto. Pero a pesar de todo, ¡el sospechoso es inocente! ...


La temática social abordada -en ese cuadro de terror y misterio- es muy amplia: misoginia, homofobia, sexismo, violencia, bisexualidad u homosexualidad reprimida en el armario, zoofilia, corrupción ... el lector presencia una orgía animal en la que especies diferentes se dan al mismo tiempo al placer sexual. Se ven escenas explícitas de sexo, también entre hombres que en la vida diaria son hombres casados o con pareja y heterosexuales. O son homosexuales de armario reprimidos o son bisexuales ... pero ambos casos son reprimidos. El filme desenmascara tabúes y miserias sociales: la corrupción se ve en una escena con uno de los protagonistas y sus padres: le advierten que salió libre, a pesar de las pruebas aparentes de su implicación en la muerte de su cuñado y amante, porque el papá es amigo del juez ...

La violencia es omnipresente: niños viendo televisión en series de horror. Muchas escenas de cruel maltrato a las mujeres, colecciones de armas de caza, cabezas disecadas de animales cazados como lujo familiar...


La ambigüedad es una constante: no se sabe si el matrimonio es un alibí para parecer «normal» y vivir su sexualidad en la sombra o si se trata de bisexuales (aspecto físico viril en ambos personajes es manifiesto) que sienten pasión por ambos sexos.


La descripción del machismo no solamente sirve para México sino para toda América Latina, el monstruo es abarcador. El monstruo sirve no solo para darnos una visión del machismo, son pasar revista a sus múltiples manifestaciones en las muchas sociedades en las que tiene presencia.

 

→ En PuntoLatino: artículo de Luis Vélez Serrano sobre «Heli», VER ...

 

 

17escalante amat521x285

Amat Escalante abriendo la discusión con el público tras la proyección de su filme


Discusión con el público:

Amat Escalante conversó animadamente con el público.

— La primera pregunta de la moderadora fue la sacramental ¿cómo te vino la idea de este filme? El origen fue una noticia periodística que impactó a Escalante sobre el crimen contra un homosexual, cuyo cuerpo desnudo se exhibió en la portada de un periódico mexicano.

— Sobre el monstruo, Escalante dijo que dada la complejidad de la dura realidad social de México, no encontró nada mejor que un monstruo, algo fantasmagórico para representar esa realidad. El monstruo ofrece varias lecturas, son ustedes los que deben interpretar lo que es el monstruo. 

— Le preguntaron el proceso de los efectos especiales. Fue difícil conseguir «producir» al repugnante monstruo dador de placer, también fue trabajoso montar la orgía animal, tantos animales y tan diversos follando todos al mismo tiempo pero cada uno con un ejemplar de su especie. Escalante dijo que lo primero que se trabajó fue el aspecto físico del monstruo y con las luces darle un aspecto, el más realista posible. Acotó que fue un trabajo muy preciso y meticuloso.

— También alguien preguntó por las escenas de la comida: el tema de la carne y el vegetarianismo no tienen una explicación explícita, son elementos que están ahí.
— Sobre los personajes femeninos dijo que en México la mujer es muy vulnerable, y es algo que quería que aparezca en la película. Hay una violencia que surge en la gente de no poder vivir su sexualidad libremente.
— En cuanto a la vestimenta de los actos: los vestidos generalmente han sido los vestidos que los personajes usaban normalmente.
— Sobre las influencias o fuentes de inspiración de la película, Escalante afirmó que el Anticristo de Lars von Trier, ha influido sin duda en la película, fue una de sus fuentes de inspiración.

 

17escalante velez521x391

Amat Escalante envió un saludo a los lectores de PuntoLatino. Foto: con Luis Vélez Serrano de PuntoLatino