Cine Blackmovie

2018 Sobre «Zama», Humberto Gil-M.

| CINE NOTAS | ARGENTINA | GINEBRA |

Una faceta de cómo funcionó hace siglos el colonialismo

— A propósito de «Zama» de Lucrecia Martel (Argentina), nota de G.-Humberto Gil-Mejía de ©PuntoLatino

 

cine zama3 521x236

 

Es comienzo de año, época de festivales y los Oscar se visten de gala para recibir y premiar las novedades del séptimo arte. Ginebra se complace en presentar “Zama” la última producción de la directora argentina Lucrecia Martel que puede ser catalogada como una joya cinematográfica. Es una adaptación de la novela de 1956 escrita por Antonio Di Benedetto.

Lucrecia Martel ha estado ausente de las salas de cine nueve años, la argentina ha pasado buena parte de ellos en la construcción de esta obra absolutamente única.

El filme comienza relatando la historia de vida de Don Diego de Zama un funcionario del gobierno español interpretado por el mexicano Daniel Giménez Cacho, personaje que se encuentra observando profundamente al borde de la playa, asombrado por las maravillas de la naturaleza.

Su contemplación se ve interrumpida cuando ve a un grupo de mujeres nativas cantando alegremente y apenas advirtiendo la presencia del extraño personaje como una introducción de todo el choque de civilizaciones que está por venir. 

Este hombre se la pasa la mayor parte de la película esperando, que el gobernador o el Rey o Dios o quien sea lo transfiera a otro destino pues no soporta su situación. Estratégicamente va cambiando de actitud varias veces para hacerse ver imprescindible hasta que se da cuenta de a nadie le importa su estado. No tarda en expresar algo de frustración ya que su mayor deseo es volver nuevamente a España para reunirse con su familia pero sabe en el fondo que todo lo poco que tiene y ha hecho ha sido con el patrocinio de la corona y el Rey.

El personaje explora diversos aspectos de la naturaleza humana como el orgullo, la altivez, el deseo de conquista y otros sentimientos encontrados como el miedo al fracaso, la ansiedad, la impotencia ante las injusticias, etc… Como la misma directora ha dicho no se trata de una película histórica sino más bien de una interpretación de un período por si convulsionado y traumático para estos pueblos coloniales.
«Zama» está constantemente retando la capacidad comprender y profundizar del espectador; en algunos momentos se puede tornar densa, ya que la intención de la directora es plasmar lo difícil que fue la espera de Antonio de Zama durante 9 años.
Vale la pena destacar su sitio fuera de concurso durante el festival de Venecia; tal vez porque muchos programadores ven la película más como una curiosidad alternativa que como un elemento comercial aunque los críticos reconocen su enorme prestigio. Entre los colaboradores en la producción cabe resaltar el gran aporte del mexicano Gael García Bernal y del español Pedro Almodóvar quienes estuvieron muy de cerca detrás de cámaras al tanto del desarrollo fílmico.
«Zama» hace una invitación a dejarse llevar por la arrogancia y el miedo que encarna, y por mostrar cómo funcionó durante varios siglos el colonialismo, con todas sus irracionalidades y crudeza; y para ello no se presenta como un relato lineal sino como una narrativa en la que el espectador debe unir las partes claves para tener su propia versión.
Es Cine Arte porque es una película que podría llamarse lenta ya que exige una paciencia y análisis para poder entender el mensaje que pretende transmitir.

La fotografía es increíble y por momentos nos hace sentir la humedad y la ferocidad del trópico. Hay varios planos llenos de imágenes capaces de hacernos tocar la atmósfera del lugar y de sonidos de disparos y de distintas especies animales a las que no vemos. Las actuaciones son magistrales y ponen al espectador dentro de la piel de aquellos personajes de antaño. No hay que tener aquí ni estereotipos ni ideas preconcebidas, sino más dejarse llevar por lo que la pantalla nos tiene preparado.

 

cine zama4 521x359


Género: Drama

Argentina / España / Francia, 2017

Directora: Lucrecia Martel

Intérpretes: Daniel Giménez Cacho, Lola Dueñas, Matheus Nachtergaele, Juan Minujín

La película estuvo pensada para salir el 2016 pero por diversas razones el lanzamiento se programó para finales de 2017.