Cine Zurich Film Festival

ZFF 2017 Sobre «Matar a Jesús», por LVS

| ZURICH FILM FESTIVAL 2017 | COLOMBIA |

«Jesús» de Laura Mora: Un alegato por la paz

— A propósito de «Matar a Jesús» (Colombia, 2017, Laura Mora, 100’), nota de Luis Vélez Serrano. Zurich Film Festival 07.10.2017.

 

17cine matar jesus521

 

Jesús: de victimario a víctima

Jesús en esta película es el nombre de un joven sicario, de uno de aquellos mata por encargo. Y Paula, es una estudiante universitaria, militante en los movimientos estudiantiles, amante de la calle. Su padre es profesor de ciencias políticas en la misma universidad en la que Paula estudia. La película empieza mostrándonos al padre al final de una clase en la que cita a Foucault y recomienda a sus alumnos: «La inquietud. Hay que mantener siempre viva la inquietud».

El marco es el conflicto social colombiano en el que un profesor universitario es asesinado por dos sicarios que le disparan desde una motocicleta, mientras iba de la universidad a su casa, acompañado de su hija Paula. Ésta logra ver fugazmente el rostro del asesino.

La policía no hace nada para buscar a los asesinos, saca a relucir excusas como el exceso de trabajo y se contenta con devolver la pluma y algunos enseres del profesor a su familia, ¡pero falta el reloj! y no saben explicar qué pasó con él. Paula desesperada deambula por lugares nocturnos en uno de los cuales cree descubrir un rostro conocido ... Llega a intimar con Jesús y en sus relaciones llenas de sobresaltos halla la prueba de que éste es el autor del crimen. Poseída por la ira decide matar a Jesús, pero llegado el momento desiste de apretar el gatillo ya que se da cuenta que el victimario es una víctima más de la violencia. Jesús cuando es intimado arma en mano por Paula, dice que al verdadero autor nunca lo encontrarán, nunca se sabrá quién es.

 

Víctima también es el que mata por encargo, mas no el que da el encargo

— Le pregunté a Laura, la directora (*): el victimario es también una víctima, por esta razón Paula renuncia a la venganza y le perdona la vida al sicario. Tu ¿perdonarías al verdadero victimario? ¿No a Jesús, sino al que ordenó el asesinato físico? No al que mata por encargo, sino al que da el encargo.

— No, no lo perdonaría. No ejercería venganza tampoco en él, pero no le daría un abrazo.
Esta es la primera vez que me hacen esta pregunta y me complace mucho.

 

Programa narrativo y producción de significado. Para hablar en lenguaje de signos, el objetivo de la trama es buscar una venganza. Se comete un asesinato, la policía/justicia debe buscar al criminal y no lo hace, al contrario, pide a los deudos que se alejen, que se cuiden. Paula decide vengar la muerte de su padre y es éste el objetivo del programa narrativo. El oponente es la policía que debiera ser la coadyuvante y el rol de coadyuvante lo tiene el propio sicario que se une en una relación cada vez más transparente con Paula. Ahí es donde el programa narrativo produce significado: se dan todas las circunstancias para que Paula pueda matar a Jesús, pero en el momento culminante, ésta desiste de ejecutar su venganza y ve en el sicario su propio reflejo, Jesús es otra víctima más de la espiral de violencia.

 

Laura Mora recurre a dos actores naturales para rodar su filme: Natasha Jaramillo y Giovanny Rodríguez, ambos de 22 años. Quien escribe esta nota y varias otras personas que vimos el filme, hemos pensado que eran actores profesionales por lo bien que actúan. En la historia, Paula (Natasha) es una estudiante de arte y Jesús: «hago lo que me dan para hacer» (elocuente autodefinición de sicario).

La película fue rodada en orden cronológico casi lineal durante seis semanas en la ciudad de Medellín, ciudad de la que es oriunda la directora. Escribir, —leí en los artículos colombianos—, que fue un proceso de casi 10 años.

 

Elemento autobiográfico

Esta nota sería incompleta si no mencionamos el elemento autobiográfico de esta película: el padre de la directora, Alvaro Mora, profesor de Ciencias Políticas, fue asesinado en 2002.

Nos agradaría terminar la nota, con el comienzo del filme que nos muestra al asesinado profesor universitario, citando en una de sus clases a Foucault: «A los ciudadanos nos corresponde indignarnos, a los gobiernos reflexionar y actuar.» - «Inquietud, hay que mantener viva la inquietud».

 

cine matar jesus521

 

El proceso de paz en Colombia

En nuestra breve conversación con Laura Mora, la directora de la película, nos dijo que espera que el proceso de paz en Colombia se consolide. Hay muchos riesgos e intereses y esa tarea no será fácil.

 

(*) Breve conversación con Laura Mora, directora de «Matar a Jesús» en la recepción para directores y productores en el ZFF el 6 de octubre 2017.

 

mora laura luis520 

 

→ Zurich Film Festival en PuntoLatino