Economía Entrevistas

BANCOS. Reportaje de la Conferencia de Agustín Carstens, Gobernador del Banco de México, Alex Heshusius, 07.11.11. ZH

| REPORTAJES | BANCOS | CAMARA DE COMERCIO |

México cuenta con un sistema financiero sano que cumple con los requerimientos para la banca según los acuerdos de Basilea III. Agustín Carstens concluyó que México espera un crecimiento del 3 al 4% en el 2012


— Por Alex Heshusius de © PuntoLatino —

La conferencia organizada por la Cámara de Comercio Latinoamericana en Suiza el 7 de noviembre 2011 tuvo como invitado al Dr. Agustín Carstens, Gobernador del Banco  de México. [Foto: Agustin Carstens y Richard Friedl, Presidente de la Cámara Latinoamericana de Comercio en Suiza].



Agustín Carstens
 fue recientemente candidato a director del Fondo Monetario Internacional, institución de la que fue Subdirector-Gerente de 2003 a 2006. Actualmente es Gobernador del Banco Central de México (2010-2015). Carstens tiene un doctorado en economía por la Universidad de Chicago y una Licenciatura en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Se graduó del ITAM con mención honorífica y su tesis sobre la determinación del tipo de cambio «forward» en México, obtuvo el Premio Nacional Tlacaelel de Consultoría Económica (1983), y el primer lugar del premio nacional de economía del Banco Nacional de México (1983).
 


Carstens habló sobre la crisis económica actual desde la perspectiva de los Estados Unidos, Europa y México e hizo un recuento de las principales medidas adoptadas por los gobiernos y bancos centrales durante los últimos años.

Asimismo formuló propuestas concretas de cómo sobrellevar la crisis mundial y enfatizó que es indispensable la coordinación de medidas entre Estados Unidos, Europa y el Fondo Monetario Internacional.



Resumen de la conferencia:

La economía mundial sigue sin recuperarse después de tres años desde que empezó la peor crisis financiera de la historia, la cual primero afectó a las economías avanzadas y se ha expandido alrededor del mundo.

La capacidad de las autoridades de utilizar los instrumentos fiscales y monetarios ha disminuido, ya que muchas de las medias que se tomaron durante los comienzos de la crisis, daban por hecho que las economías se iban a recuperar más rápidamente. [Foto: El Dr. Agustín Carstens, Gobernador del Banco de México y el Prof. Jean-Pierre Danthine del Banco Nacional de Suiza]

Durante el verano de este año, la degradación de la deuda soberana de Estado Unidos, el continuo empeoramiento de la deuda pública en muchos países europeos y la falta de capacidad de los bancos centrales de manejar las expectativas, nos han sumergido en un periodo de incertidumbre empeorando aún más las perspectivas económicas globales.

En Estados Unidos las autoridades han tenido relativamente éxito en estabilizar los mercados financieros, sin embargo es necesario adoptar medidas en diferentes áreas para poder mejorar el problema fiscal. Como ya fue anunciado hace algunas semanas por el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, es indispensable implementar políticas para asegurar la estabilidad de las cuentas fiscales a largo plazo y reducir el nivel de deuda pública para aumentar la confianza de los participantes económicos.

Además es necesario que los estímulos fiscales actuales no pongan en riesgo la sostenibilidad a largo plazo y hacer reformas en materia de gasto público e impuestos. También se debe fortalecer el proceso legislativo para acelerar los acuerdos políticos.

En la Eurozona, la soluciones son más complejas dado el empeoramiento de las cuentas fiscales, la severidad de la crisis de deuda soberana y el deterioro contaminante de la salud del sistema bancario.

Por un lado, a corto plazo es necesario adaptar medidas creíbles para eliminar el riesgo de eventos financieros extremos, frenando lo antes posible los ataques especulativos relacionados al Euro.

Por otro lado, a largo plazo es importante ocuparse de los problemas estructurales de la región para hacer viable una unión monetaria en Europa.

En este contexto se dan por bienvenidas las medidas tomadas recientemente por las autoridades europeas, en particular la estrategia para flexibilizar el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), la mayor participación del sector privado en el rescate financiero de Grecia, el programa para recapitalizar los bancos europeos y el mejoramiento en términos de gobernabilidad de la Unión Europea.

Sin embargo, estas medidas han sido recibidas con precaución por los inversionistas, los cuales tienen dudas acerca del funcionamiento del FEEF y de cómo aumentar las reservas de los bancos sin crear una crisis de liquidez. También es indispensable aclarar el tema de la reestructuración de la deuda soberana de Grecia y asegurar que se lleve a un nivel sostenible.

A nivel estructural hay que desarrollar un plan de reformas para disminuir el desempleo y fortalecer el crecimiento económico, además de crear un marco institucional europeo para poder asegurar su sostenibilidad.

En México, durante los disturbios económicos de los últimos años, se ha mantenido una política monetaria responsable, resistiendo las etapas de la crisis sin incurrir al activismo fiscal y monetario y reduciendo sistemáticamente los factores de incertidumbre.

Se han implementado medidas con el objetivo de fortalecer el marco de política macroeconómica, el cual incluye la independencia del banco central, un esquema anti-inflacionario, un régimen de tasa de cambio flexible, una disciplina fiscal apoyada por la ley y el incremento de la supervisión y regulación del sector financiero. [Foto: Agustin Carstens y Luis Vélez Serrano de © PuntoLatino]

Asimismo, México ha aumentado sus reservas con la ayuda de la línea de crédito otorgada por el Fondo Monetario Internacional y el país cuenta con un sistema financiero sano que cumple prácticamente con todos los requerimientos establecidos globalmente para la banca a través de los acuerdos de Basilea III.

Carstens concluyó que los esfuerzos de los últimos años se ven reflejados en que México espera un crecimiento del 3 al 4 por ciento de su economía en el 2012. Aún así hacen falta reformas estructurales, como una reforma laboral para reducir los costos de crear empleos formales, y profundizar las reformas que recientemente se han venido llevando a cabo en el sector de telecomunicaciones.

Alex Heshusius de © PuntoLatino, Zúrich 7 de noviembre 2011


[Foto: Agustin Carstens (Banco de México), Richard Friedl (Presidente LatCam) rodeados por Alex Heshusius, Stephanie Welter y Luis Vélez Serrano (PuntoLatino)].