Economía Entrevistas

JUNIO 2012. Reseña IX Global Commodities Finance. Euromoney, por Eduardo Widakowich

| ECONOMIA | MATERIAS PRIMAS |


China ha pasado a ser uno de los socios comerciales más importantes de los países de América del Sur en la última década. Se avisora fuerte presencia de grupos chinos en Brasil y en la región el el área financiera de materias primas, metales y energía.

— La IX Conferencia Anual Global Commodities Finance [link] organizada por Euromoney Seminars y la revista «Trade Finance» reunió a expertos sobre el financiamiento de las materias primas en la Ciudad de Ginebra el 14 y 15 de junio de 2012. Eduardo Widakowich de © PuntoLatino reseña lo tratado en la conferencia —



Organizaciones internacionales, banca y empresas analizaron la evolución del sector, el impacto de la regulación sobre el financiamiento del comercio, como los desarrollos futuros frente a la crisis del euro y la ”emergencia de los emergentes”. Afectados por problemas de liquidez (despalancamiento), la banca europea ha perdido su rol preponderante; dando lugar a la emergencia de instituciones bancarias locales como a los bancos regionales de desarrollo. Esto se verifica en Asia, en América Latina así como en Ginebra. Por otro lado, las casas de trading europeas comienzan a mostrar fuentes de financiamiento alternativas para el financiamiento del comercio; mientras que bancos norteamericanos intentan reforzar su presencia en distintas regiones.

Si bien el dólar continúa siendo la moneda de denominación de las cartas de crédito (83% de las operaciones); el rol del dólar continúa siendo debatido. Por lo pronto, el negocio de financiamiento del comercio, cuya naturaleza es de corto plazo, bajo riesgo (altas garantías), y bajo margen; se encuentra amenazado por los requisitos de capital de solvencia impuestos por Basel III. Esto podría afectar la disponibilidad y acceso al crédito en mercados emergentes y países menos desarrollados. En este sentido, un reciente Informe de la Cámara Internacional del Comercio [«Informe» pdf 76 páginas, inglés] - argumenta:

“cuando los mercados sufren por falta de liquidez, la cadena de valor del financiamiento y las pequeñas y medianas empresas de los países menos desarrollados, son los más afectados”.


1. OMC y financiamiento del comercio
El Director General de la OMC, Pascal Lamy, abordó la vulnerabilidad en el acceso al crédito de los países menos desarrollados. Sin embargo, su exposición se centró en el comercio de las materias primas como un área sensible que se encuentra sujeta a distorsiones del comercio. Su mensaje, apuntó al rol de la comunidad financiera y empresarial como un factor de presión sobre los gobiernos a fin de reforzar un orden multilateral abierto y evitar el proteccionismo.

En lo que hace al financiamiento del comercio, la OMC estima que entre un 80-90% del comercio mundial depende de su financiamiento vía créditos comerciales, seguros y garantías.

Esta situación quedó al descubierto tras la quiebra del comercio internacional registrada durante 2008. Desde entonces, el tema del mercado mundial de financiación del comercio, ha estado en el centro de la agenda internacional. Esto ha otorgado visibilidad a la OMC en el G20, que junto con el Banco Mundial han logrado promover un paquete de 250 billones de dólares administrado por las agencias de exportación y los bancos regionales de desarrollo.



2. Financiamiento del comercio y regulación prudencial
En la reunión del G20 que se celebra estos días en Los Cabos (México), el objetivo [<- «Recomendaciones», pdf 18 páginas, español] del sector es que: el G20 reconozca la naturaleza de bajo riesgo (alta garantía) como el valor que el financiamiento del comercio brinda a las economías emergentes, a fin que el financiamiento del comercio sea regulando específicamente, en lo que hace a: requisitos de capital, liquidez y endeudamiento (reglas modificadas Basel II y Basel III).

Las reglas de Basel II no dan tratamiento favorable a los instrumentos de financiación del comercio como lo daba Basel I. Por ejemplo, la provisión está basada en el rating del país de origen de la empresa y no en el rating de la propia compañía, lo que afecta principalmente a los países emergentes.

Se ha dicho que, la sensibilidad al riesgo incorporada en Basel II amplia las fluctuaciones, lo que obliga a los bancos a reducir sus préstamos durante periodos de recesión. Por el momento, no existe acuerdo entre reguladores y regulados. Todo parece dar cuenta, de una concepción más estricta de riesgo motivada por los requisitos de capital de solvencia previstos por las reglas Basel III. [cf. documento 4 páginas pdf en inglés]

La crisis del euro refuerza esta tendencia; en tanto que presenta a las turbulencias de los mercados financieros y monetarios como el mayor riesgo para la economía global. Esto genera, dificultades en el acceso al crédito, incertidumbre (entre instituciones bancarias) como incremento en las primas de riesgo de cobertura.

La resolución de la crisis de deuda como los requisitos de liquidez impactará sobre la recuperación de la economía y el comercio exterior.


3. Asia, América Latina y el financiamiento del comercio
En este sentido, la actividad de financiamiento del comercio se ha reducido en un 30% para las economías europeas. En el mundo emergente, la historia parece ser diferente: los bancos locales intentan llenar el vacío de financiamiento dejado por la banca europea.

Las estadísticas dan cuenta de un incremento en los flujos del financiamiento del comercio reflejando la entrada de bancos regionales y entidades locales.

En Asia, llama la atención el carácter intra-regional del comercio, como el creciente intercambio comercial entre India y China. Los asiáticos utilizan instrumentos del financiamiento del comercio tradicionales; en tanto que se destaca la competencia de la banca tradicional vis à vis de bancos japoneses, grupos financieros de Singapur como el creciente rol de la banca china.

El tamaño de las reservas internacionales pone a los bancos chinos en una posición privilegiada para remplazar a la banca europea tradicional en la financiación del comercio exterior. La financiación del comercio parece haberse normalizado, aunque a costos más elevados. Bancos locales y bancos de otros países emergentes han ganado importancia en la región.

Teniendo en cuenta que China ha pasado a ser uno de los socios comerciales más importantes de los países de América del Sur los últimos 10 años, se augura una fuerte presencia de grupos financieros chinos en Brasil como en la región a fin de asegurar el financiamiento del comercio de materias primas, metales y energía (1).

Sin embargo, la recuperación del financiamiento del comercio en América Latina podría enfrentar problemas de financiación si no se recupera la banca global. Aquellos países con fundamentos económicos sólidos, acceso a mercados y amplias reservas estarán en una buena situación para financiar el reemplazo de la banca europea tradicional, si ésta no se recuperara a tiempo.

Ginebra 14 de junio 2012, Eduardo Widakowich de © PuntoLatino



(1) Sobre China y la energía, ver el artículo de «Cyclope» [<- doc. pdf, 13 pages]: «Chine: le dragon à la conquête de son indépendance énergétique»m 27.04.10. 

[Gráfico Crédito: lasmateriasprimas.com] 


| euromoney seminars | gobal commodities | trade finance |