TEATRO Notas

2018 Sobre «La Santa» en alemán ZH, Pilar Ramirez-G.

| NOTAS TEATRO | COLOMBIA | ZURICH |

La santa al son de Las cuatro estaciones porteñas de Astor Piazolla

—  por María del Pilar Ramírez Gröbli de ©PuntoLatino, sobre Die Geschichte einer Heiligen en el Rigiblick Theater de Zúrich, 25.03.2018

 

orquesta rigi521

 

El 25 de marzo se presentó en el teatro Rigiblick la pieza teatral “Die Geschichte einer Heiligen” (La historia de una santa). Al son de un ameno y melodioso acompañamiento musical, se relata el cuento “La santa”, una de las narraciones que forman parte de Doce cuentos peregrinos del Premio Nobel de Literatura en 1982, Gabriel García Márquez.

La pieza teatral, cuyo relator es el actor Daniel Rohr, ha sido presentada en el año del 2017 teniendo un gran éxito. Este año están programadas tres funciones, la del pasado 25 de marzo y las dos próximas, una, el 8 de abril y otra, el 18 de mayo. La puesta en escena del cuento “La santa”, en el Teatro Rigiblick, combina perfectamente la cadencia y el ritmo musicales de la pieza musical “Las Cuatro Estaciones porteñas” del compositor argentino Astor Piazolla. En el ambiente teatral, en el que se relata “La santa”, además de enriquecerse con la sonoridad musical, aparece también una ambientación a través de dibujos y bocetos que conforman la representación gráfica. Estos dibujos diseñados por Fredi M. Murer se incorporan como parte de la narración e irán apareciendo en una pantalla de trasfondo, retratando algunos de los episodios del cuento.

El universo narrativo del cuento nos presenta un personaje que ha emprendido su viaje hacia la capital italiana, Roma. El motivo del viaje es insólito per se. Pues, el protagonista, Margarito Duarte llega a Roma, no por gusto propio, sino para presentarle al papa el cuerpo inalterado de su hija que ha muerto a temprana edad y, por consiguiente, conseguir su canonización. Sucede que el cuerpo de esa creatura, aún después de once años de muerta, seguía intacto y con “la piel tersa y tibia”. El viaje que emprende Margarito Duarte junto con el cadáver de su hija es posible, sólo gracias a que en su pueblo se hace la recolecta para apoyar el propósito de la canonización. Pues como se asegura en el relato, se trataba de una “causa que ya no era sólo suya…sino un asunto de la nación”.

 

piazzolla astor rigi521

 

Articulación de música, palabra e imagen visual

La narración del cuento peregrino “La santa”, es una articulación bien lograda que muestra como diferentes performances se complementan entre sí, dando vida y reviviendo una historia insólita a través de la música, la palabra y la imagen visual. Es una pieza teatral que une diferentes elementos en los que se conjugan los ejes que aparecen interrelacionados de por sí en el cuento. Pues la escenografía nos permite recrear espacios que entrelazan las diversas realidades y formas de creación en la sonoridad, la oralidad y en el dibujo. De hecho, la música, como elemento inherente al cuento, aparece en diferentes formas. Por un lado, al ataúd en el que lleva Margarito el cadáver, no se le denomina ataúd, sino que curiosamente, se describe en repetidas veces como un “estuche” que por su forma y tamaño pareciera ser la caja de un violonchelo. Por otra parte, una de las personas con quien Margarito comparte la pensión es un tenor; él aparecerá también repetidas veces ensayando cantos y melodías. Es decir, que la musicalidad que interpretan los talentosos músicos del grupo „Dark Side of the Moon“ al compás con la narración del cuento y representada en la escena, permite proyectar teatralmente, la buena porción sonora y musical contenida en el cuento. Si consideramos que tanto el hermoso “estuche” como el cuerpo de la pequeña, íntegro y con una insólita apariencia de vida, representan la vitalidad eterna de la música, entonces se podría sugerir que la canonización y el grado superlativo de redención debe ser atribuido finalmente a la música misma como cuerpo melodioso, lozano y sin tiempo.
Tras los años de espera que Margarito pasa en Roma e ilusionado con la ansiada canonización de su hija –y con la paciencia de un santo– asegura que “los santos viven en su tiempo propio”. Si nuestra consideración anterior se ajustara a esta frase del protagonista, podríamos agregar que los santos viven, no sólo en su tiempo propio, sino en su propio ritmo.
“Die Geschichte einer Heiligen” una obra muy recomendable para acercarse a las narraciones de lo imaginablemente insólito.