| FESTIVALES DE CINE | SOLEURA | SUIZA |

Citoyen Nobel: entre la fama merecida y la notoriedad no deseada

 — Nota de Luis Vélez Serrano, sobre el documental «Citoyen Nobel» del director suizo Stéphane Goël, proyectado en el festival de cine suizo de Soleura.  

Jacques Dubochet, profesor en la Universidad de Lausana, recibió el Premio Nobel de Química en 2017, cuando estaba ya jubilado. Dubochet en un arranque de sinceridad subraya que él no ha cambiado nada, que sigue siendo el mismo de antes, pero que la gente de la da otro trato, lo mira diferente, le llueven invitaciones y solicitaciones para fotografías. ¿Cómo conciliar estas dos situaciones? El Nobel no tiene otra alternativa que aceptar la fama merecida y la notoriedad no deseada, pero él aprovecha las tribunas y la voz que le dan para seguir pregonando por las causas justas en las que él creyó durante su vida de simple ciudadano. «Citoyen Nobel» (Ciudadano Nobel) es la articulación de ambas facetas: la del ciudadano de a pie, o mejor dicho de a bicicleta -en este caso- y la del investigador laureado. Un documental muy bien logrado por el cineasta suizo Stéphane Goël [¹].

Jacques Dubochet tiene carisma y si bien no le gustan los homenajes, le agrada el contacto con la gente. Para deshacerse de embarazosas situaciones -selfis, autógrafos, saludos-- usa el humor y no pierde ocasión de informar, de enseñar, de despertar conciencia y con particular interés interacciona y dialoga con la gente joven.

 

20dubochet greta600 

Las causas que articula el documental 

La película pone en evidencia la militancia de Dubochet, desde joven, en grupos ecologistas. Los pocos momentos en los que se muestra no pletórico de vida como lo es normalmente, sino más bien meditativo y con relativa tristeza es cuando contempla los glaciares que se van fundiendo. 

Su vida familiar: esposa e hijos le dan estabilidad y rellano. Con la esposa su relación es también de compañera y matizada de bromas recíprocas, de la complicidad de una buena pareja. Con ella comparte no solo el hogar sino actividades ciudadanas como la política comunal, el activismo ecologista, etc., a pesar de que ella milita en un partido diferente al de su esposo. Se los ve a ambos recolectando firmas por la misma causa. 

Dubochet desborda buen humor y optimismo; él mismo se define como altruista. Se le ve, como tenemos ya dicho, muy motivado en sus relaciones con gente joven. No oculta su simpatía por Greta Thunberg, colega de causa. En una reunión en Lausana se los ve sentados lado a lado, pero Greta, con todos, es socialmente poco expresiva; se atisban, ella como esquivando la mirada, él con afecto pero cuidando de no ponerla en situación embarazosa. Es un instante del filme que arranca sonrisas de complicidad ora con ella, ora con él [ver foto 1 ↑].

Dubochet recibe el Nobel de frac como es de rigor y viste corbata -casi nunca- cuando es inevitable, pero a la salida se pone su gorrito de lana, su chaqueta informal  y siempre con su inseparable mochila que lo uniforma con los estudiantes. El único lujo que se le ve es una bicicleta nueva y de calidad, pero que cualquier ciudadano la puede poseer; el único privilegio que no cualquiera puede tener es un estacionamiento reservado que le concede la Universidad (UNIL) de la que fue profesor, pero al no tener automóvil nuestro Nobel, el aparcadero nominado con su placa es destinado a su bicicleta .... 

 

20dubochet soleura600

El ciudadano y el nobel se unen para comunicar esperanza

Entre ecologismo, activismo ciudadano, familia, vida política a nivel comunal y reuniones con jóvenes, Dubochet dedica también parte de su tiempo a actividades universitarias y en todas sus alocuciones comunica esperanza. Esta es la razón de su lucha que parece plasmar el director Goël como telón de fondo. Al terminar la proyección ese sentimiento optimista se refleja en el público, es lo que pude constatar con beneplácito en el Festival de cine suizo en Soleura.

Pasada la proyección el director Goël y todo su equipo pasaron a la tarima, pero para sorpresa del público, también estuvo el protagonista del documental. Es la tercera vez que tengo el honor y el placer de asistir a un evento con el Prof. Jacques Dubochet: una conferencia en francés en el Landesmuseum de Zúrich, el homenaje conferencia que le tributó el gobierno de Ginebra en el Victoria Hall y esta singular proyección.  [Luis Vélez Serrano]

20citoyen nobel600 

 

[1] Stéphane Goël

Es cineasta suizo de lengua francesa. En su haber actividades y motivaciones ecologistas. En su filmografía, deseo destacar dos películas de tema latinoamericano (las sinopsis están tomadas en francés del festival de Soleura): 

Insulaire (2018). Transcurre en Chile. L’histoire du baron originaire de Berne Alfred Von Rodt. Optimiste invétéré, explorateur infatigable et incontestablement rebelle, Von Rodt est allé le plus loin possible de sa terre natale pour arriver sur cet îlot chilien minuscule, presque invisible, rebaptisé (et pas par hasard) L’Île de Robinson Crusoe. 

Que viva Mauricio Demierre y también la Revolución. (2016). L'accession au pouvoir des Sandinistes en 1979 au Nicaragua met fin aux années de répression du régime Somoza. Des centaines de jeunes Occidentaux s'engagent aux côtés de la révolution socialiste. Une vingtaine d'entre eux tomberont sous les balles des "Contras". Parmi eux, Maurice Demierre, tué dans une embuscade en 1986. Erigé en martyr sandiniste, son sacrifice servira à sensibiliser l'opinion internationale aux crimes commis par la rebellion.

 

Directorio

Clientes

Partners

REDES SOCIALES

Facebook Grupo

Facebook Página
X

Copyright

It is forbidden to copy any content of this website!