cine elegidas3 521x261


| CINE | MEXICO | ZURICH |

El mercado del sexo como empresa familiar

Nota sobre «Las Elegidas» de David Pablos (México) y breve conversación con el director, por Luis Vélez Serrano

Casi al mismo tiempo entran en circulación y los medios dan cuenta de «Las Elegidas», novela en verso de Jorge Volpi, la película homónima de David Pablos y el librero operístico «Cuatro caminos». Las tres obras, literaria, cinematográfica y musical corresponden a reconocidos autores mexicanos.

En un principio un guión escrito por Jorge Volpi fue propuesto al director David Pablos por la productora mexicana Canana (de Gael García Bernal y Diego Luna). Ambos trabajaron algunos meses y por conflicto de agendas, dejaron de hacerlo. Pero cada uno siguió con esa idea que partió del guión de cine para desembocar después en la novela en verso de Jorge Volpi y en la película de David Pablos que presenta «Las Elegidas» en el concurso internacional del Zurich Film Festival estos días. De otra parte, el libreto de ópera «Cuatro Corridos» tiene la música de Hilda Paredes, Lei Liang, Hébert Vásquez y Arlene Sierra.

 

La trata de mujeres y la prostitución infantil

¿Qué elementos retienes de Volpi? le preguntamos a Pablos y éste nos respondió que se retuvo idea de base: la trata de mujeres y la prostitución infantil.

La historia se desarrolla en Tijuana, lugar fronterizo al que vienen los «sin papeles» a saciar el apetito sexual en mercados del amor. Volpi contó en España que hay familias en un pueblo (Tenancingo, en el estado mexicano de Tlaxcala), en el que verdaderas empresas familiares transmiten el oficio a los hijos: proxenetas (padrotes) y prostitutas. El problema es endémico que se arrastra por algunas décadas. Pablos conoce bien su Tijuana natal, allí estuvo, según él declaró a la prensa, desde los 4 hasta los 18 años.

 

La prostitución y el proxenetismo una empresa familiar

Volpi parte del «Génesis»: Di que eres mi hermana para que me vaya bien por causa tuya y viva mi alma por causa de ti.

Tanto en la novela de Volpi como en la película de Pablos, el comercio de la prostitución es una empresa familiar. En un contexto machista, los hombres administran y las mujeres se prostituyen. Así este negocio se hereda de padres a hijos, y las que llevan la peor parte son las y los que deben heredar el oficio.

En ambas obras (novela y filme) no hay sexo explícito –un acierto–, así éste elemento no resta fuerza a la argumentación que es, a mi manera ver, una fuerte denuncia social sobre la trata de mujeres y la prostitución infantil. Pero ante todo es una obra estética, desde el principio hasta el final, no se ve el propósito de denuncia sino el cuidado en mostrar emociones y realidades desapasionadamente.

 

Ulises y Sofía

En la película «Las elegidas», Ulises y Sofía se enamoran, con la pasión adolescente. Ulises es obligado por Marcos, su propio padre, a prostituir a su novia. Así la primera víctima de Ulises será su propia novia, como dice Luis Pablo Beauregard.

Los protagonistas son una chica de 14 años (Sofía, rol de Nancy Talamantes) y su novio (Ulises, quizá uno o dos años mayor que ella, rol de Oscar Torres). Le pregunté a David Pablos por el simbolismo del nombre del protagonista, ya que se podría pensar en el héroe literario clásico y me dijo que el nombre también viene del guión de Volpi. En todo caso, la cae muy bien el nombre al protagonista.

 

El rol de la policía

En muchas películas mexicanas recientes el rol de la policía es negativo. En algunas, la policía es inexistente porque no se confía en ella. En otras, como en ésta, se la menciona. Cuando Sofía piensa en quejarse a la policía, su novio le responde: «La policía nos colabora a nosotros», es decir, a la «empresa familiar» que administra el prostíbulo y consigue «trabajadoras» a la fuerza.

 

Intriga y suspenso

El humor, la ironía se dan también en este filme. Hay astucias que mantienen al espectador intrigado, como cuando un presunto colaborador de la adolescente monta un «operativo» para que ésta pueda evadirse del cautiverio, yendo a la tienda como de costumbre y saliendo por la puerta de atrás donde le esperaría un taxi. Pasada la escena se vuelve a ver a Sofía en el salón del prostíbulo. A la salida del cine, mucha gente se preguntaba en alemán «qué ha pasado con el taxi?, la esperaron o la recapitularon»?. Trasladé la pregunta de David Pablos y me dijo «eso nunca se sabe» ...

 

¡Un bravo a David Pablos por tan excelente película!

 

Zurich 28 de septiembre 2015.

 

cine elegidas1 521x328

cine elegidas2 521x353


 

Directorio

Clientes

Partners

REDES SOCIALES

Facebook Grupo

Facebook Página
X

Copyright

It is forbidden to copy any content of this website!