cine conducta600

 

¿Cómo se puede juzgar la conducta de un niño?

Contradicciones que crean significados en «Conducta» de Ernesto Daranas Serrano, Cuba 2014, 108 min.

 

— por Luis Vélez Serrano de ©PuntoLatino —

 

El protagonista es un niño (11) que a pesar de su edad mantiene a su madre prostituta y drogadicta, se gana la vida criando perros de pelea y palomas mensajeras, y aún así, asiste a la escuela. Chala es inteligente, corajudo, rebelde y lucha por salir adelante. Como actor (Armando Valdés Freire) hace a maravilla su rol y como personaje (Chala) crea significados a través de contradicciones en la trama. Rápidamente quiero detenerme en estas contradicciones argumentales para tratar de ver algunos significados que son creados por estas contradicciones.

 

conducta1 600x450

 

— La primera contradicción es de Chala con su madre. La madre es prostituta y drogadicta, el niño es quien cuida de ella pero es él quien tendrá que ir a una casa de corrección. Los servicios del Estado están ausentes para la madre que los necesita y son injustos para el niño que requiere ayuda y no castigo. 

— Con los animales: ora cría perros de pelea que se desangran a mordiscos y hacen ganar dinero a truhanes, ora cría palomas mensajeras. Este cuadro muestra un medio social -en el que vive el niño- en el que hay que luchar mordiendo sin perder la esperanza en alcanzar la paz. ¡Vaya contradicción!

— Madre y maestra, en esta trama son una contradicción relevante: la madre no educa porque no puede, no tiene valores que dar. Pero Chala tiene la suerte de tener a una maestra con vocación y con principios, que ama a sus alumnos. La maestra es una madre que le da la escuela y que lo defiende más que a un hijo, lo salva de caer en la correccional, en la cual hubiese tenido un futuro peor que su presente ...

— Contradicción de objetivos entre una maestra de vocación y docentes burócratas fieles a la cultura oficial. Carmela (Alina Rodriguez), la maestra, tiene como objetivo sacar adelante a sus alumnos. Chala no es el único, su mejor alumna Yeni (Amaly Junco) es ilegal en la escuela porque su padre pertenece a otro distrito y si hija no tiene derecho a matrícula en esa escuela. La directora de la escuela y la jefa del sistema escolar, por el contrario, tienen como objetivo aplicar escrupulosamente los reglamentos por celo burocrático, y por miedo al sistema. Una pequeña estampa religosa que coloca una niña en el mural es motivo de gran inquietud entre las jefas porque va contra las normas oficiales.

— Experiencia vs falta de sensibilidad. Carmela es internada después de un ataque al corazón, mientras alguos meses en los que se repone, una joven maestra se hace cargo de la clase. Aquí la contradicción es generacional, la joven tiene virtudes pero no la experiencia para adentrarse en el alma de sus alumnos. Y por esta inexperiencia y falta de sensibilidad de esta joven docente que no puede ni entender ni controlar el carácter nada fácil de Chala, éste irá a la casa correccional a proseguir con su «educación». Gracias al retorno de Carmela a la escuela, Chala será recuperado, pero el riesgo no desaparece para que ambos dejen la escuela.

— Escuela vs Correccional. Chala en la escuela cuenta con el el amor de su maestra, está enamorado de su compañerita, tiene amigos y uno que es su «cumpa». Sigue la escuela, se gana criando animales para el mal y para el bien, mantiene a su madre. En la correccional él verá un mundo que se le cierra y otro, al que quizá no se le puede llamar mundo, que se le abre: violencia, falta de perspectivas, una versión de cárcel para menores. Dos sistemas que se disputan la rehabilitación o educación de un niño con problemas: el uno que puede salvarlo y el otro que seguramente irá a empeorar su situación.

 

conducta3 600x450

 

— Otra contradicción se da entre el director de la escuela correccional y la madre alcohólica del niño: ambos fueron alumnos de la maestra Carmela, mientras el primero supo superarse y siguió los consejos de la maestra; la segunda no tuvo la misma suerte. Por mucho empeño que se le ponga no hay recetas. Una abnegada y excelente maestra no siempre verá recompensados o coronados sus esfuerzos.

— Padre-Hijo. Chala tiene que hacerse solo, a golpes, como puede, fuera de la maestra no tiene a nadie.  La ausencia del padre es más que ausencia, porque el que se supone que es su padre en un arranque de sinceridad le dice que no sabe si realmente él es su padre. Además, este su supuesto padre es al mismo tiempo su empleador exigente y cruel en la crianza de perros de pelea. Para nada es el padre ejemplo a seguir.

— El amor siempre es una contradicción positiva. Yeni, su compañerita de escuela de quien hemos hablado líneas arriba y Chala son dos caras opuestas que se atraen. Dos temperamentos que no se comprenden recíprocamente. Pero el momento es tierno cuando cede Yeni a los requiebros de Chala: la primera atracción amorosa. Esta contradicción tan normal da realismo a la narración y un telón de humanidad profunda; en medio de escenarios muy deshumanizados. La maestra Carmela y la compañerita Yeni son los personajes femeninos positivos de la narración.

 

conducta4 600x450

 

En el contexto no hay contraste, hay más bien elementos coherentes, diríamos isotópicos: casas vetustas casi en ruinas, autos destartalados y un sistema educativo anticuado con burocracia ineficiente, cuyos fines son las normas.

Paremos de enumerar contradicciones y veamos los significados. En la personalidad de Chala, hay una voluntad de lucha y rebeldía, de salir adelante, que suscita la simpatía del espectador. Es un hijo, que sin saber quién es su padre, es padre para su propia madre. ¿No les parece un héroe? Es un niño adolescente que a pesar de una situación tan adversa, se rebela a la vida y lucha, no se rinde ....

Si vemos a alguien criando perros de pelea nos salta la imagen negativa, pero si al mismo tiempo cría palomas mensajeras... al menos suscita en nosotros la duda y la perplejidad.

carmela chala250x188El rol de una auténtica maestra, es siempre algo incomprendido. Carmela es víctima de una presión social de la institución por sólo amar y defender a sus alumnos. La institución vela por cumplir religiosamente las normas oficiales más allá de la situación individual y humana de los educandos. [← foto: la maestra Carmela y Chala]

Estas contradicciones se puede encontrar en todas las sociedades latinoamericanas, con ligeros particularismos, dependiendo de la orientación política de sus Estados. Pero lo vetusto de casas y carros, en armonía con una vieja educación dogmática basada en principios oficiales, evoca muy bien la situación cubana.

Si hay mensaje, o más bien, una lectura que saque conclusión, éste es que todo niño merece ser amado y educado, cualquiera sea el medio social en el que le haya tocado nacer. Que la educación debe ser la primera prioridad de cualquier Estado y no el religioso cumplimiento de normas burocráticas para complacer al poder. Por esto «Conducta» es una película que me ha gustado.

Chala, sin perder el amor por su madre, se encariñó con las palomas, con los perros que si no se los criara y entrenara para pelear serían buenos amigos, con la maestra, con las niñas, con sus amigo, pero sobre todo con el cine. Chala, es decir Armando Valdés, que tiene 14 ahora, seguirá la carrera de actor. Cuando termine la escuela desea preparar las pruebas de ingreso a la Escuela Nacional de Arte en Cuba, su país. ¡Bravo Chala!

 

Luis Vélez Serrano de ©PuntoLatino 

 

Sinopsis de «Conducta» en español, alemán y francés ...


 

Compartir en redes: