| CINE | SOLEURA | MÉXICO |

Rosario Castellanos: pionera y símbolo del feminismo mexicano

«Los Adioses», filme sobre Rosario Castellanos (México), luchadora porque la voz de la mujer se escuche en la vida profesional

A propósito de «Los Adioses» de Natalia Beristáin (México 2018), sobre la vida de la poetisa y diplomática mexicana Rosario Castellanos, nota de Luis Vélez Serrano, acreditado de prensa en el Festival de cine suiza de Soleura.

Rosario Castellanos, nace en 1925, es decir en un momento en que la sociedad se manejaba con moldes machistas, mucho más acentuados que hoy. Ella vence esos moldes y también las limitaciones económicas sólo con su capacidad intelectual y su perseverancia. Se graduó en filosofía por la UNAM de la cual llegó a ser también profesora, hizo estudios posteriores en Madrid. Destacó como poetisa: ella es considerada una de las máximas exponentes de la poesía mexicana. En el arte poético se relacionó con Augusto Monterroso y Ernesto Cardenal. En sus luchas se subraya sus combates en defensa de la mujer, también defendió las culturas indígenas. El periodismo ejerció principalmente desde «Excelsior» y también, durante unos seis años, como directora de información y prensa de la UNAM. En su carrera y al final de su vida, fue diplomática, tarea que no le impidió seguir con la docencia universitaria en la Universidad de Jerusalén.

Feminista y profesionista destacada
Rosario Castellanos, llega a ser un símbolo del feminismo por su lucha. Ella vivió la discriminación de sexo desde niña, frente a su hermano.

De estudiante, conoció a Ricardo Guerra Tejada, también graduado y profesor de filosofía de la UNAM, quien llegaría a ser su marido y su rival en la vida profesional. El marido no soportaba que una mujer destaque más que él en el mundo académico. Rosario Castellanos pedía espacio para la voz femenina, pedía que se escuche a la mujer contra la dominación cultural y social del hombre. Muchos la consideran la primera feminista de México.

Sus combates también fueron contra otra discriminación: de los blancos a los aborígenes. Entre otros temas de discriminaciones que ella abordó están la misoginia y la homosexualidad.

 

cine adioses600

Un filme que muestra dos momentos de la vida de Rosario Castellanos

Los Adioses, película de Natalia Beristáin se presentó en el «Festival de cine suizo de Soleura» (Solothurnerfilmtage) este enero 2019. En este festival el foco fue «México», siendo la primera vez que un país extranjero de lengua no suiza ocupa este lugar. La razón es el acuerdo de co-producción que se firmó en Suiza y México el 2016.

El filme, es también una mirada femenina, ya que su directora es la también mexicana Natalia Beristáin, muestra en una versión no biográfica, la vida de la escritora y diplomática Rosario Castellanos en dos momentos clave de su vida: la época de tímida estudiante y un momento de cierta crisis en la vida adulta. Lo que resalta son sus relaciones con su esposo Ricardo Guerra Tejada: ella lo amaba, pero él sentía envidia de ella por su éxito profesional y visibilidad como escritora. El marido es producto de una cultura predominante en la época («Todo en una época en la que la sociedad no veía con buenos ojos que una mujer fuese independiente y profesional y tuviera una carrera académica»). Él a pesar de ser profesor de filosofía, no acepta que una mujer compatibilice su vida entre las obligaciones del hogar y la vida profesional. Pero la envidia o celos profesionales que él sentía, lo destacan comentaristas y biógrafos y es el tema de «Los Adioses».

En «Cartas a Ricardo», una compilación, existen dos cartas de la poetisa que una vez leídas por la directora Natalia Beristáin, constituyeron el origen de su filme. Dos momentos de la vida de Castellanos, como lo dijimos antes, son los focos del filme: su época estudiantil, cuando Rosario y Ricardo eran estudiantes universitarios. Y, luego, diez años después, en un matrimonio más que conflictivo.

 

Los contrastes que producen significado

Una escena simboliza -de alguna manera-, el conflicto: esposa y esposo comparten la larga mesa del comedor para trabajar en sus respectivas máquinas de escribir, mecanografiando cada uno con fuerza para molestar al «rival». Es un contraste donde machismo y feminismo afloran en la misma profesión y en el mismo hogar. La misma escena muestra otro contraste al interior del mismo personaje: vida familiar (es decir el rol de madre y esposa) frente a la vida profesional en la que hay que competir para triunfar. Rosario resuelve el contraste sin renunciar a su rol de mujer, de madre, de esposa y tampoco a su amor por la vida académica, a su carrera profesional.
El pasado, un cuadro de adolescencia, de juventud con amores recientes, frente a la la edad adulta, en un cuadro de rivalidad y de ruptura amorosa es otro contraste que muestra el principio y el final de la «historia».

Sin embargo, el optimismo según muchos críticos resalta en la obra de Castellanos y en el filme también puede sentirse: No es que el poeta busque soledad, es que la encuentra (Rosario Castellanos).

El título de la película se debe al poema «Los Adioses» de Rosario Castellanos que lleva ese título.

Los adioses

Quisimos aprender la despedida
y rompimos la alianza
que juntaba al amigo con la amiga.
Y alzamos la distancia
entre las amistades divididas.
Para aprender a irnos, caminamos.
Fuimos dejando atrás las colinas, los valles,
los verdeantes prados.
miramos su hermosura
pero no nos quedamos.

(ciudadseva.com

Ficha técnica
Título original: Los adioses, México, 2017, ficción 85’
Director: Natalia Beristáin
Actores: Karina Gidi, Daniel Giménez Cacho, Tessa Ia, Pedro de Tavira
Guión: Javier Peñalosa, María Renée Prudencio
Fotografía: Dariela Ludlow


 

Compartir en redes: