| ÓPERA | ENTREVISTAS |

Hay obras que tocan lo divino porque tocan la esencia del ser humano

— Opernhaus Zúrich, 26.09.2021. A propósito de la Ópera «La Conoración de Popea», María José Burguillos de @PuntoLatino, entrevista a los tenores: Emiliano González Toro (Chile) y Manuel Núñez Camelino (Argentina).

Los tenores Emiliano González Toro y Manuel Núñez Camelino han representado la ópera La Coronación de Popea en la Opernhaus de Zúrich. Ha sido un placer entrevistarles y disfrutar de su talento y sabiduría.

 

— María José (PL) ¿Qué supone para vosotros haber representado La Coronación de Popea en la Opernhaus de Zúrich en tiempo de pandemia?


— Manuel: Es un privilegio, porque la mayoría de los artistas hemos pasado por unos momentos muy incoherentes por la incertidumbre y el miedo. Supone sobre todo una alegría porque es un espectáculo interesante y moderno que nos aproxima a un repertorio que tiene siglos, a un lenguaje muy contemporáneo que nos habla de las cosas que vivimos los seres humanos.

— Emiliano: Es muy importante y especial para nosotros venir a la Opernhaus de Zúrich después de tantos meses sin trabajar, porque es una de las casas de ópera más importantes del mundo y porque la música de Monteverdi está especialmente adaptada a este tipo de sala, que no es muy grande. Esto permite que el público tenga la experiencia de estar más cerca de los artistas y eso hace que este tipo de música, que si no la conoces puede asustar un poco y en realidad es teatro, sea más accesible.

— Manuel: Esta puesta en escena hace participar también al público, y como también hay público en el escenario es como si estuvieran con nosotros compartiendo, así que hay una complicidad muy grande.

 

21gonzalez emiliano175x210— MJ: ¿Qué destacaríais de los personajes que habéis interpretado?

— Emiliano [ ← foto ]: Arnalta y Nutrice son las matronas de Popea y Octavia, en este caso “viejas” aunque en esta representación estemos disfrazados de hombre, entre comillas. Son papeles muy importantes y de teatro profundo, yo los llamo papeles de Oscar en el cine porque hay que buscar un personaje nuevo y crearlo desde cero. Por eso es fundamental tener un tiempo de ensayo, un director de escena y un director musical de calidad para que funcione la ósmosis entre todos, sobre todo en óperas teatrales como ésta donde no hay un papel principal en cantidad, en comparación con la ópera La fábula de Orfeo. En La Coronación de Popea todos los personajes cantan y es como una ronda. Los papeles cómicos de Arnalta y Nutrice en la ópera veneciana del siglo XVII son papeles muy importantes, porque cuando entran en escena cambian el ritmo de la representación y relajan al público para que la ópera tenga un balance con los momentos de ira. Nosotros somos parte de ese balance.

21nunez manuel175x210— Manuel [ ← foto ]: Son personajes que vienen a aportar un contraste con la tragedia. Aunque en la partitura original son hombres que hacen de mujeres, son particularmente viejas que dan consejos a los jóvenes. Arnalta da la verdadera moraleja a la historia y Nutrice habla de cómo la mujer tiene que seguir siendo fresca a pesar del paso de las estaciones, del tiempo.

 

— MJ: A la hora de interpretar esos personajes, ¿habéis buscado algún elemento de identificación con ellos?

— Emiliano: Yo hace más de quince años que canto Arnalta, así que he buscado mucho y he encontrado bastante. Ahora la idea es de no hacer siempre lo mismo en cada representación. El desafío es encontrar algo nuevo, fresco, improvisar otras cosas y es el gusto de este tipo de papeles.

— Manuel: Yo creo que en mi personaje hay una parte de mí, pienso que siempre encuentro algo con lo que identificarme, es jugar a ser otra persona. Mi personaje Nutrice es como un fashion designer, consejero de moda super libidinoso. Yo no creo ser tan así (risas), pero lo dejé vivir y eso es lo bueno.

poppea700 

— MJ: ¿Cuál es el significado y qué destacaríais de la ópera La Coronación de Popea?


— Emiliano: Que la vida es corta y hay que aprovecharla, La Coronación de Popea es “carpe diem”. Todo el mundo puede morir muy rápido y esta ópera habla de eso, del amor, la locura, de la pasión, el engaño, … del hecho de tomar el poder sobre el otro. Nerón, Octavia, Popea, son personajes históricos y que tenían máximo veinte años. También tiene que ver con la relación con la sangre, la violencia, la filosofía tan importante que nos da Séneca. Ópera es teatro y filosofía, es equivalente a Shakespeare. Cada personaje tiene un sentido, una historia que contarnos y nos habla hoy.

— Manuel: Completamente de acuerdo, esta historia pasó hace de dos mil años y sigue hablando. Nos habla de cómo el paso del tiempo nos puede achacar, pero también que tenemos que saber vivir y aprovechar el momento.

 

21burguillos mariaj175x208— María-José [ ← foto ]: ¿La consideráis cómo una ópera actual?

— Manuel y Emiliano: Sí, es muy actual, súper moderna.

— Emiliano: Cuando Dios toca algo y está perfecto vive a través de los siglos y siempre es actual, es el punto común de las obras emblemáticas, ya sea en pintura, teatro, ópera etc. Es el caso de Bach, Mozart y tantos otros. Monteverdi tiene mucha música que nos habla como si fuera de hoy y también eso es parte del libreto de Busenello, que tiene la misma intensidad y calidad que Shakespeare.

— Manuel: Sí, Busenello de una manera muy poética habla de sexo, del deseo, del acto sexual en una poesía maravillosa. Hay obras que están tocadas por lo divino porque tocan la esencia del ser humano y de lo que somos a través de los siglos. El Renacimiento y el Barroco temprano es un poco lo que estamos atravesando ahora, es parte de una especie de decadencia de lo que estamos viviendo, y el Covid nos mostró eso.

 

— MJ: ¿Hay un paralelismo entonces?

— Emiliano: Sí, y lo más curioso es que la ópera nació con La fábula de Orfeo de Monteverdi, el cambio del Renacimiento al Barroco. Esta ópera es un grupo de intelectuales del siglo XVII que están pensando en cómo poner música al teatro griego antiguo y lo que es increíble es que La Coronación de Popea es la última ópera de Monteverdi que habla de personajes antiguos, de Roma y del período antiguo de Grecia. En realidad es un círculo, y él cumplió su círculo total desde todos los libros de madrigales y de La fábula de Orfeo hasta La Coronación de Popea, y es eso lo increíble.

— Manuel: Efectivamente son ciclos y es fruto de la observación del ser humano, por eso es tan importante la filosofía dentro de esta poesía que da Busenello en el libreto y llevar la violencia que pueda tener esta obra a algo poético, saber que el ser humano es bello por naturaleza y que tenemos que saber reconocer la belleza en cada una de nuestras actitudes y facetas para poder avanzar y continuar con los ciclos de la vida.

 

— MJ: ¿Qué caracteriza a las óperas de Monteverdi?


— Manuel: Monteverdi inventó la ópera.

— Emiliano: En realidad Monteverdi llegó en un momento donde todos los compositores de la época buscaban algo nuevo: armonías, formas de decir el texto, etc., para volver a crear una especie de teatro antiguo con música. No existía el derecho de autor y trabajaban muchos juntos. Él inventó la mezcla de todo al mismo tiempo, en equilibrio perfecto con elementos del madrigal, canto con florituras, coloratura, orquestación, ballet etc. Creó el estilo Ópera. En aquella época hacer una edición de una partitura era muy caro, significa que cuando Monteverdi compuso La fábula de Orfeo, se sabía que era algo muy particular. En su manuscrito se pueden ver sus indicaciones escrupulosamente precisas sobre cómo se tiene que hacer, orquestación, relaciones entre personajes etc., para estar seguro de que la gente cuatrocientos cincuenta años después pueda volver a la partitura y saber cómo se hacía. Por eso es un genio.

Entre La fábula de Orfeo y La Coronación de Popea hay 40 años de diferencia y las dos óperas tienen una filosofía muy diferente. La fábula de Orfeo es para el duque de Mantua, con lo que se tenían muchos medios económicos para su realización. Había una competencia interna entre las cortes para contratar a los mejores compositores y las mejores orquestas, ya que en aquella época la gloria era tener los mejores artistas. La fábula de Orfeo se ensayó durante seis meses. No así La Coronación de Popea, que era una ópera de la calle. La orquesta era muy pequeña y había que racionar todo, hacer el mínimo de ensayos posible ya que no había subvenciones. Monteverdi creó el hecho de pagar por ir a ver una orquesta, ganar dinero cada noche con las entradas. Fue el primer manager de ópera de la historia.

— Manuel: A mí me gusta comparar la ópera de Claudio Monteverdi con la invención del cine, porque es un arte total y logró crear un oficio nuevo para mucha gente. Inventó el arte total en aquella época con los medios técnicos e intelectuales y logró plasmar y concretizar todo en un solo elemento, en una ópera.

 

— MJ: Las escenografías de Calixto Bieito suelen ser motivo de controversia. ¿Cuál es vuestra opinión al respecto?


— Emiliano: Nosotros somos artistas, intérpretes, no productores. Si el director de escena me dice “yo quisiera esto”, cuando firmo mi contrato y acepto participar, acepto las condiciones de la función. No es necesario que tenga una opinión o que piense que es controvertida o no, no me importa, es mi trabajo y es parte de mi trabajo defender lo que el director de escena o el director musical quiere hacer, independientemente de si funciona o no. De hecho, el trabajo que hicimos con él hace tres años cuando se creó este espectáculo fue muy interesante. Me sucede a menudo trabajar con un director de escena con muchas ideas, y resulta muy interesante estar dentro de un proceso que puede que funcione en el interior pero no en el exterior. A veces la gente no tiene la posibilidad de entender este proceso, que es necesario para ver todo lo que se ha hecho. Es siempre muy delicado, porque cuando soy el espectador de una película, un concierto o un espectáculo y no he visto todo el proceso de creación anterior, es como si tuviera una foto en un instante, que tan pronto me gusta, como no me gusta, pero es solamente un momento y no he visto todo el transcurso.

—Manuel: Yo creo que su intención no es chocar, sino despertar en el público una reacción con la que la gente pueda reflexionar. Lo que se ve en sus puestas en escena te despierta o interpela. Las escenas de violencia de la representación de hoy son como lo vemos en el cine o en la televisión. Lo importante del teatro es que nos permite estar protegidos sabiendo que estamos en una representación y que no es real lo que estamos viendo. Esto nos permite conectarnos con esas emociones y eso es lo bello más allá de lo estético, que puede ser muy limpio, muy pulcro o muy crudo. Calixto tiene un lenguaje que a mí personalmente me encanta, porque te despierta algo dentro, como cuando estás enamorado, tienes mariposas en el estómago o hay un olor horrible. Eso tiene que pasar y despertarte.

 

— MJ: ¿Qué elementos de este montaje os parecen más importantes y os seducen?

— Manuel: Esa modernidad, la contemporaneidad.

— Emiliano: El trabajo de relación entre los personajes. Pienso que hay algo muy bien construido y muy coherente, es importante. En este tipo de teatro no es necesario tener decorados ni trajes ni nada, lo que cuenta es ver la relación que hay entre los personajes, si eso funciona el resto no importa.

— Manuel: Sí, y esta especie de pasarela de la vida, del show que nos hace desfilar a todos. En la representación terminamos todos con alas, porque es cierto que a la mayoría de los personajes Nerón los mató o los forzó al exilio (ríe). Acabamos en una especie de desfile de Victoria Secret, cuyo significado es que estamos todos de paso en el mundo, eso es algo que está muy bien logrado.

 

— MJ: Por último, ¿Qué proyectos tenéis para el futuro?

— Manuel: Tengo un proyecto personal en mi ciudad natal, en Argentina, que quiero realizar desde hace dos años, que es una sorpresa y que está en camino. Por supuesto otros contratos con otro repertorio de Strauss en Montpellier, otra ópera de Donizetti en un teatro en Londres, una ópera contemporánea en Berlín, etc.

— Emiliano: Vamos a representar El regreso de Ulises de Monteverdi con mi propio grupo el 26 de octubre en Ginebra. Tendremos la función en el Victoria Hall y va a ser muy hermoso, porque la ópera El regreso Ulises es muy parecida en la estructura a La Coronación de Popea, con mucho amor, dioses que se pelean, mucho teatro y con un casting hermosísimo, ese es el futuro inmediato.

 

Compartir en redes: