| ECOLOGIA | GINEBRA |

 ¿Una economía verde y socialmente responsable: una solución en tiempos de crisis?

7ª Conferencia Europea de Ciudades y Pueblos Sostenibles


— 17 al 19 de abril de 2013, Ginebra —

Por Eduardo Widakowich de © PuntoLatino.ch

La ciudad de Ginebra, sus socios locales, así como el Comité Organizador de la 7ª Conferencia Europea de Ciudades y Pueblos Sostenibles, ofrecieron una plataforma para promover el pensamiento crítico y la innovación, conectando: gobiernos, sociedad civil y empresa. Cerca de 1.000 participantes discutieron la transición hacia una economía verde como solución frente a la actual crisis económica, social y medio ambiental.

Durante la sesión de apertura, la ex presidente de la Confederación Helvética, Micheline Calmy Rey, insistió en equiparar la relación entre economía, medio ambiente y sociedad. La degradación del medio ambiente en los últimos 30 años, ha puesto en la agenda internacional la necesidad de plantearse las consecuencias medioambientales y sociales de los modelos de crecimiento económico.




En la medida en la que los procesos globales no son suficientes, los actores locales y regionales adquieren un rol estratégico. Sin embargo, las medidas de ajuste y austeridad económica impactan sobre ellos. En este contexto, cabe preguntarse:

¿Pueden pueblos, ciudades y regiones liderar la transición hacia un desarrollo sostenible?

Para Saskia Sassen, profesora de la Universidad de Columbia, la configuración actual de la “red de ciudades globales” constituye el espacio de la gestión de inversiones medioambientalmente destructivas que se manifiesta en fenómenos como: flujos migratorios hacia las ciudades, deterioro medioambiental y exclusión social. Para remediar esta situación, las ciudades deben regenerar sus capacidades. Las ciudades constituyen el ámbito clave para regular, exigir responsabilidades, y convertir el capital global en inversiones más responsables. En palabras de la socióloga: “Las ciudades son sistemas complejos en sus geografías de consumo y de producción de desechos, y esta complejidad también las hace cruciales para la producción de soluciones.”

Según Wolfgang Teubner, Director regional de ICLEI Europa, existen grandes oportunidades para fortalecer la economía local a través de inversiones sostenibles, en lo que hace al gasto inteligente en eficiencia energética, manejo del agua, vivienda y proyectos urbanos como en aquellas áreas ligadas a la adaptación de las ciudades al cambio climático.

Al respecto, Sandrine Salerno, Vice-alcalde de la Ciudad de Ginebra, se mostró optimista. Las soluciones locales pueden ser implementadas a través de acuerdo público-privados y público-públicos. Desde esta perspectiva, la condición de suficiencia se alcanza fortaleciendo la economía social como escogiendo las estrategias adecuadas para inversiones sustentables.

Pueblos y Ciudades pueden liderar la transición hacia una economía verde
Si bien existe consenso sobre la urgencia como la necesidad del cambio, el financiamiento de proyectos de desarrollo urbano sostenible, en un contexto de crisis, presenta dificultades.
Los problemas ligados a la implementación de este tipo de proyectos, obliga a invertir tiempo y dinero en estudios de factibilidad y capacidad técnica. Se espera que el financiamiento privado siga al público en el mediano y largo plazo. De momento, la inclusión de criterios de sostenibilidad y responsabilidad social en proyectos de inversión y modelos de negocio, resulta auspiciosa y puede vincularse a las importantes transformaciones que se han ido consolidando respecto a los valores de la sociedad en los últimos años.






Ciudades Inteligentes: “No podemos esperar más. Los desafíos y amenazas a la sostenibilidad de las ciudades son urgentes, necesitamos actuar, ahora”


Entrevista a Sylvie Spalmacin-Roma, Vicepresidente, Ciudades Inteligentes, IBM Europa.
Por Eduardo Widakowich © PuntoLatino.ch

“Ciudades Inteligentes” es el abordaje de IBM para el uso y la aplicación de las tecnologías de la información y comunicaciones para una era centrada en las Ciudades. A través de la digitalización, interconexión y la capacidad para utilizar la información generada por los sistemas urbanos que componen los sistemas de una ciudad, IBM ha generado sistemas de gestión de eficiencia y sostenibilidad, presentando proyectos en 2.500 ciudades.
Como resultado, IBM se ha posicionado en el mercado de las ciudades inteligentes, que promete un crecimiento sostenido del 12-14% y un gasto anual estimado en 16 mil millones de dólares hacia el 2020. Para la empresa, una ciudad inteligente es aquella que utiliza la tecnología para transformar sus sistemas básicos y optimizar la utilización de recursos escasos.

Para Sylvie Spalmacin-Roma los retos y amenazas relacionados la sostenibilidad de las ciudades son urgentes y significativos. Necesitamos actuar, derribar los silos de información y utilizar las tecnologías para transformar los sistemas en “sistemas de sistemas”.
A través de consultorías y estudios de casos, IBM ha logrado desarrollar un marco teórico para la gestión integral de la información de la infraestructura urbana en lo que hace a personas, transporte, comunicaciones, agua, empresas y energía.

Comenzando por Rio de Janerio y la implementación de un “Centro de Operaciones Ciudadanas Unica” para la gestión del tránsito, la seguridad y la protección civil (sistema de alerta temprana), los ejemplos se suceden. El viaje a través de las ciudades inteligentes incluye casos que impactan sobre el manejo del agua y la energía (Malta), la movilidad (Estocolmo, Niza, Copenaghe) y la economía solidaria (Glascow).

La interdependencia de los riesgos y problemas que enfrentan las ciudades, hacen que la captura, integración y modelización de datos generan alto impacto en términos de eficiencia. Eliminar los silos de información, integrar y modelar la información a través de la inteligencia artificial genera una visión holística para la toma de decisiones en tiempo real. Este parece ser una de las claves del éxito del programa Ciudades Inteligentes.

La segunda clave se relaciona a la implicación de actores y a la composición de equipos multidisciplinarios. Según me explicaba, Chris Sciacca, de IBM Suiza, el proyecto FlexLat en Berna, articula la colaboración entre: un productor (BKW), transportador (Swissgrid), y un consumidor industrial de energía (Migros) para la integración y optimización de energías renovables en el sistema de distribución eléctrico.

Spalmacin-Roma también sostiene que el éxito de las ciudades inteligentes radica en que estos modelos de negocio están centrados en el utilizador final: el ciudadano. La ejecutiva logra anticipar la crítica. La socióloga, Saskia Sassen, coincide en la oportunidad de esta amplia gama de tecnologías, señalando no solamente la función interactiva de los usuarios sino la incorporación de la retroalimentación. El desafío es cómo conseguir que las tecnologías sean abiertas, sensibles a las señales del medio ambiente y a las opciones y participación de los usuarios.

Eduardo Widakowich © PuntoLatino, Ginebra abril 2013 

Directorio

Clientes

Partners

REDES SOCIALES

Facebook Grupo

Facebook Página
X

Copyright

It is forbidden to copy any content of this website!