| ECOLOGIA | ENTREVISTAS |

Si Suiza no puede lograrlo, ¿quién puede?

— Un informe sobre el 7° Simposio suizo de Economía Verde, Winterthur septiembre 2019, por Brita Bamert, redactora de PuntoLatino.


La selva amazónica está en llamas, en todo el mundo la gente está huyendo de sus vidas sin salida y en Europa vemos cada vez más claro que nuestro consumo excesivo afecta a la biodiversidad y al cambio climático. En otras palabras, enfrentamos grandes desafíos globales, los cuales necesitan un enfoque colectivo para ser resueltos. El Simposio Suizo de Economía Verde 2019 (SSEV) busca ser una plataforma neutral y libre de ideologías para el diálogo y el intercambio sobre soluciones exitosas, proyectos, organizaciones, países, cooperaciones y sus agentes de cambios, que ayudan a superar los desafíos complejos. A través de la economía verde, se busca crear bienestar material, mantener la paz social y permitir un entorno intacto, es decir, la creación de calidad de vida en todas sus facetas. Veamos qué papel toman o podrían tomar los representantes suizos en este enfoque.

brita560
¡Bienvenidos al Swiss Green Economy Symposium 2019! La redactora Brita Bamert en la entrada del simposio en el teatro de Winterthur

‘Los cuatro acuerdos’ de Miguel Ruíz, un escritor y chamán tolteca, ha sido un libro inspirador para mi. ¿Pero qué tiene que ver un libro con el SSEV, el cual tuvo lugar el 3 de septiembre en el teatro de Winterthur? ‘Cooperar de forma innovadora y con placer’ fue el lema de este séptimo año, para juntos encontrar soluciones inteligentes hacia un futuro sostenible. En este sentido, se les pidió a todos los conferencistas que presentaran un libro que los haya inspirado y generado placer. Hubo una variedad fascinante de obras literarias: ‘Till Eulenspiegel’ por ejemplo, es un libro sobre el tonto (Narr) más famoso del mundo quien en realidad era superior a sus prójimos en mente, perspicacia e ingenio y siempre expresó las verdades que los otros querían ocultar. ‘Grenzgängerin – ein Leben für drei Pole’ es un libro de Evelyn Binsack, guía profesional de montaña, aventurera por pasión y la primera suiza en visitar los tres polos geográficos, es decir la cumbre del Monte Everest, los polos sur y norte. El coraje para decir la verdad, así como la fuerza de voluntad y la perseverancia, se reflejan en estas dos obras.
Una gran variedad también se pudo observar entre los 150 referentes de diferentes sectores, los temas de los 13 foros y entre los 800 participantes del simposio. Desafortunadamente, también debe decirse que la proporción de mujeres correspondía a solamente un tercio de los referentes masculinos, una imagen que se repitió en relación a los participantes. No obstante, en el tono del lema de este año, se inició el simposio por el presidente de la Universidad de Zúrich de Ciencias Aplicadas (ZHAW), señalando la importancia de colaborar entre diversos grupos de interés, para poder proteger la despensa de los recursos naturales, de la cual el suministro anual suizo ya ha sido consumido.
Durante esa misma charla me preguntaba ¿qué se necesita para poder lograr un consenso entre diferentes actores? Y me acordé de mi libro inspirador y sus cuatro acuerdos. ¡Sé impecable con tus palabras! Esto es el primer acuerdo de Miguel Ruíz, el cual implica usar esta herramienta poderosa que tenemos los seres humanos, es decir, ‘la palabra’, sin utilizarla contra uno mismo ni contra otros. ‘Cuando eres impecable, asumes la responsabilidad de tus actos, pero sin juzgarte ni culparte.’ En ese sentido el SSEV puede considerarse como una plataforma donde respetuosamente se intercambian diversos intereses, necesidades e ideas innovadoras de diferentes sectores de la economía nacional, para alcanzar un objetivo común, el cual se refleja en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
Daniel Dubas, el delegado del Consejo Federal para la Agenda 2030, nos presentó algunos resultados del progreso de Suiza, con respecto a los ODS. Además, se tomó unos minutos para responder a mis preguntas durante el almuerzo, lo que llevó a interesantes conclusiones.

19goals symposium560

Daniel Dubas explicando los ODS.

PuntoLatino: ¿Cuál ha sido el logro más grande en la implementación de los ODS en Suiza?

— Daniel Dudas: Suiza puede demostrar algunos logros con respecto a los ODS. No necesariamente porque hemos estado mucho más proactivos desde que se aprobó la Agenda 2030 en el 2015, sino porque Suiza ha tenido una buena posición inicial. Con respecto a la calidad del agua o del aire, por ejemplo, vamos muy bien. También tenemos una industria relativamente limpia y nos hemos acercado a una igualdad de género, aunque todavía hay desafíos. Pero es un área donde podemos decir que los indicadores van en la dirección correcta, simplemente no han llegado a su destino todavía.
En otras áreas estamos peor. Con respecto al consumo de los recursos estamos mal porque usamos 3 tierras para nuestro nivel de vida, lo que es demasiado. Mientras que la eficiencia de los recursos está bien, estamos mal con el nivel de su consumo, por supuesto tomando en cuenta los productos importados. En este aspecto todavía hay algunos desafíos que debemos abordar. El objetivo no es solo tener éxito a corto plazo, sino lanzar tantas buenas iniciativas, como sea posible, para que podamos alcanzar los objetivos hasta 2030. También lleva tiempo hasta que esa idea haya llegado a todas partes del país.


— ¿Cuáles son los puntos importantes de la nueva estrategia Suiza para lograr la Agenda 2030, que se publica el año entrante y la cual mencionó en su discurso de la mañana?

— Abarca diferentes temas, tales como el consumo y la producción, el clima, la biodiversidad, la energía y la igualdad de oportunidades. Estos son puntos clave que queremos incluir en la estrategia. Luego nos preguntamos cómo podemos involucrar ciertos controladores, tales como la educación, la investigación y la innovación. ¿Cómo utilizar el potencial de la innovación para hacer avanzar con los ODS? Además, se incluye el potencial de la contribución de la economía con respecto a la financiación. ¿Cómo se pueden hacer inversiones, tanto en Suiza como en el extranjero, y complementarias a la cooperación para el desarrollo, de tal manera, para que también apunten a la Agenda 2030 y no en la dirección opuesta?

 

— Tenemos la iniciativa del glaciar (Gletscherinitiative) en camino, ¿Es posible hacer que Suiza sea neutral en carbono para 2050?— 

¡Definitivamente es posible! La pregunta es qué tan alto queremos establecer el nivel de ambición. ¿Cuál es el consenso político que se puede encontrar? No hay duda en que tenemos que actuar rápido. Hay países que dijeron que actuarán aún más rápido. Tal vez porque tienen una posición inicial ligeramente diferente. Finlandia, por ejemplo, quiere volverse neutra neta para 2035 y después clima positivo, es decir hacer una contribución más grande a la estabilización climática internacional de lo que consume. Entonces, definitivamente es posible. La pregunta es, ¿queremos eso? ¿Quién pertenece a los perdedores a corto y mediano plazo? ¿Quién se encontrará entre los ganadores? A largo plazo, todos somos ganadores, eso está claro. Y la pregunta entonces es quién tiene que hacer qué y cuando y eso es un proceso de negociación política. Pero, en cualquier caso, es factible. Se establece por ley y luego hay que ver qué medida causa más impacto. ¿Cuales deben ser medidas voluntarias? ¿En cuales áreas habrá que definir obligaciones? ¿Qué se puede hacer a través de sistemas de incentivos, tales como los impuestos al CO2? ¿Qué no se puede lograr con ello?, etcétera. Pero lo que está muy claro es que si Suiza, como país muy rico y próspero, no puede lograrlo, ¿quién puede?

_____________ 

Si Suiza no puede lograrlo, ¿quién puede? Esta es una declaración fuerte que ya se ha hecho sentir en el sector privado. En el SSEV se presentan numerosas iniciativas que buscan contribuir a una economía más verde y sostenible:

• Nigel Davis, gerente general de Coca Cola, por ejemplo, presentó VALSER, el agua mineral más sostenible de Suiza. VALSER fue la primera agua mineral suiza en lanzar recientemente botellas de PET hechas de material 100 por ciento reciclado.

climeworks560

Nigel Davis en acción


jojo199x264• Karin Oertli, jefa de operaciones de UBS Suiza, presentó el tema de la digitalización para la sostenibilidad y señaló que se han ahorrado 40 millones de hojas de papel porque el 60 por ciento de los clientes de UBS usan correspondencia digital.

• Fabian Etter, vicepresidente de swisscleantech, expuso su plataforma para reunir a diferentes actores del sector privado en una mesa, los cuales se comprometen con una Suiza neutral en carbono, un suministro de energía sostenible y el establecimiento de modelos de negocio amigables con el clima.

• Jojo Linder, cofundador de KOMPOTOI, la fabricante de inodoros secos, estuvo presente en la exposición. Con sus inodoros, que se pueden alquilar para cualquier evento, zona de construcción o simplemente comprar y usar en la casa, contribuye a que el valioso recurso agua no se desperdicia.

← Jojo Linder presentando su Kompotoi.

Tony Rinaudo de World Vision, conocido como el creador de bosques y ganador del Premio Nobel Alternativo 2018, ha vivido y trabajado en África durante varias décadas y descubrió y puso en práctica una solución para la deforestación extrema y la desertificación de la región del África Subsahariana. Con un conjunto simple de prácticas de manejo, los agricultores regeneran y protegen la vegetación local existente, lo que ha ayudado a mejorar el sustento de millones.

• Swissinput, una comunidad de interés, que representa un comercio justo, social y ecológicamente sostenible, crea redes económicas de pequeñas y medianas empresas para aprovechar del poder colectivo entre pequeñas y medianas empresas (pymes) suizas, especialmente en el proceso de la internacionalización de sus productos para una industrialización verde.

Estos ejemplos solamente representan algunas de las iniciativas presentadas en el SSEV y me hacen pensar en el segundo acuerdo de Miguel Ruíz: ¡No te tomes nada personalmente! Se trata de entender que el mundo no gira alrededor de uno mismo, sino que hay que considerar siempre el bien mayor de todos en cualquier situación. El cambio empieza por nosotros mismos y esas iniciativas presentadas pueden verse como manifestaciones de ideas propias para un bien mayor más sostenible. ‘¡Tenemos que empezar a pensar en colectivo en la economía y el comercio, puesto que las sociedades colectivas usan menos recursos!’ Esa expresión se hizo en el foro sobre una expansión en los mercados de la industrialización verde de África, en el cual participé. La idea es de juntos, entre las pymes suizas que quieran exportar sus tecnologías limpias, crear una internacionalización rentable, sostenible y justa para los países de destino y sus habitantes.

Sin embargo, tan bien como suena todo esto, surgen dudas, generadas por mi razonamiento crítico. ¿Esas grandes empresas y empresarios presentes en el simposio, verdaderamente tienen el bien mayor en mente para todos, incluyendo lo social y lo ambiental? ¿Son confiables los mecanismos de certificación que existen, tal como la FSC, la cual formó parte en la ‘exposición de la innovación’ del SSEV y desarrolla estándares y políticas para el manejo sostenible de los bosques? ¿Puede ser que el sector privado use eventos como el SSEV más como una plataforma de publicidad que como un generador de cambio? Mientras que estoy cuestionando y reflexionando sobre esos aspectos, el tercer acuerdo de Miguel Ruíz me viene a la mente.


¡No hagas suposiciones! En otras palabras, hay que aprender a pedir explicaciones para conocer la verdad. Los foros en la tarde, por ejemplo, fueron espacios más íntimos para poder discutir más a fondo y poder hacer preguntas a los expertos presentes. En ese sentido, me hubiera gustado tener discusiones un poco más controvertidas durante los paneles también, en los cuales varios expertos de diferentes sectores hablaban de grandes temas como la digitalización, la globalización y el libre comercio. Sobre todo, con respecto a la urgencia de acción con referencia a los incendios en la Amazonía y el tratado de libre comercio Mercosur, hubieran sido temáticas interesantes para discutir. Sin embargo, si se debatió sobre el manejo sostenible de bosques tropicales a través del documental ‘Congo - Protección de Bosques Tropicales’ de Thomas Weidenbach, el cual se mostró como parte adicional al simposio. La empresa suiza, Interholco, se mostró en su tala de árboles de manera sostenible en los bosques tropicales del Congo, generando empleo para los locales, tanto como protegiendo a la flora y fauna. Aunque investigaciones complementarias demuestran que también en este caso existen opiniones diferentes con respecto a la verdadera sostenibilidad de sus actividades, se puede decir que es un comienzo y que juntos tenemos que continuar a comunicar, negociar, actuar y cooperar para poder cambiar. Esto me lleva al cuarto y último acuerdo.


¡Haz siempre tu máximo esfuerzo! Necesitamos aprender a dar siempre el 100 porciento de nosotros mismos en aquello que hacemos, ya que muchas veces sucede que hacemos las cosas solo por el hecho de hacerlas. Eso, según Miguel Ruíz, es un error. Debemos siempre ofrecer lo mejor que podamos en el espíritu de la ‘colaboración placentera e innovadora’ promovida en este SSEV 2019. Eso significa tener una pasión genuina por cambiar el statu quo y hacer de este mundo un lugar más sostenible, a través de la economía verde, la cual tiene un gran poder de contribución a la realización de los 17 ODS para un mundo mejor. Y si Suiza no puede lograrlo, ¿quién puede?

 

Directorio

Clientes

Partners

REDES SOCIALES

Facebook Grupo

Facebook Página
X

Copyright

It is forbidden to copy any content of this website!